La Nutrición y sus Beneficios en la Salud

Domingo, 22 de Febrero de 2015 21:51

INTRODUCCIÓN.

 

¿Cuál es el papel de un nutriólogo?

 

El nutriólogo no sólo se encarga de vigilar el peso de una persona, sino también de orientar y educar a la población en los buenos hábitos alimentarios para prevenir o revertir enfermedades crónico-degenerativas y de esta manera mejorar la calidad de vida de la persona. Es el trabajo más difícil de lograr porque depende de la disposición y apertura de la persona a estos cambios para mejorar su salud.

 

En México, como en muchos otros países, es posible observar con frecuencia problemas de consumo alimentario que afectan de manera negativa la salud de la población. La educación alimentaria es una estrategia que permite prevenir, e incluso corregir, hábitos de consumo de alimentos que se caracterizan a menudo por carencias, excesos y desequilibrios. Esta rama educativa contribuye a lograr un mejor estado de nutrición y calidad de vida.

 

En 2006 se publicó en México la Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA-2005, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación, producto de un consenso de autoridades nacionales y especialistas en el área para orientar a la población hacia una correcta alimentación. De aquí se desprende El Plato del Bien Comer como una herramienta para aprender y enseñar la práctica de una alimentación correcta.

¿Cuál es el alimento más importante del día?

 

El desayuno es el primer alimento del día que recibe nuestro cuerpo después de un ayuno prolongado, por consiguiente tiene que ser de la mejor calidad posible en nutrimentos.

 

En el caso de los niños tiene particular relevancia, pues si no desayunan esto afectará su desempeño en la escuela: se sentirán cansados, sin motivación y pondrán poco interés en las actividades, afectando su desarrollo intelectual. Además, estarán en riesgo de sufrir desnutrición y diversas enfermedades.

 

Varios estudios han demostrado que la primera comida del día ayuda a los niños a pensar con rapidez, prestar atención y comunicarse en forma apropiada con su entorno. Por todo ello, se puede considerar que el desayuno es un hábito que llega a condicionar el estado físico y psíquico de las personas de todas las edades, asunto que tiene especial relevancia en los niños.

 

¿Qué ocurre cuando no desayunamos?

 

Si no se ingieren alimentos después de toda una noche de ayuno, los valores de glucosa –principal combustible energético– descienden peligrosamente, y como resultado los primeros síntomas son un periodo de letargo caracterizado por decaimiento, falta de concentración y mal humor. La falta de glucosa obliga a nuestro cuerpo a obtener energía a través de otras reservas energéticas, como las grasas, causando múltiples alteraciones en el funcionamiento orgánico normal. El desequilibrio de los componentes endocrinos para mantener la glucosa en la sangre en rangos aceptables condiciona la conducta e influye negativamente en el rendimiento físico e intelectual.

 

¿Y qué pasa si me quedo con hambre?

 

Se debe revisar si nuestro desayuno, comida o cena está cumpliendo con las cantidades correspondientes y si estamos cubriendo todos los grupos (frutas y verduras, cereales y tubérculos, leguminosas y productos de origen animal. Después de 2-3 hrs de la última ingesta de alimentos, se sugiere realizar una colación.

 

La colación, es un alimento ligero y que pueden ser verduras crudas: jícama rallada, betabel rallado, tomate picado con limón, zanahoria rallada, pimiento morrón con limón, ensalada de nopales, pepino. Verduras cocidas: brócoli, chayote, calabaza. Frutas: mango, uvas, manzana, pera, plátano, sandía, naranja. Oleaginosas: cacahuates naturales (no fritos), pasitas, arándanos, nuez, almendras. Otros: ½ sándwich o ½ torta de queso fresco o quesillo o pollo, trocitos de queso fresco o quesillo, chapulines horneados, yogurt natural de búlgaros.

 

En esta sección, irá encontrando tips, recetas, información útil que le puede servir en su vida cotidiana.

 

 

L.N Adriana L. Martínez Piñeiro

 

adriana_th@yahoo.com

 

Cel. 951-109-2167

Zaragoza 213, Centro, Oaxaca de Juárez, Oaxaca. CP. 68000. México.  Teléfono y Fax (951) 51 611 40 y (951) 51 400 05